El oficio político

Jacinto López Cruz
jaclop62@hotmail.com

El oficio político del gobernador Arturo Núñez Jiménez nuevamente se puso de manifiesto para lograr que tanto los representantes de Petróleos Mexicanos como los plantonistas que durante más de 45 días mantuvieron bloqueadas las instalaciones de la pirámide de Pemex y cerca de 800 pozos petroleros lograran un acuerdo para el pago de afectaciones a poco más de 30 mil personas, por lo que se retiraron a sus casas.

Aunque no lo quieran reconocer sus detractores políticos que durante todo este tiempo que duró el conflicto se dedicaron a filtrar, no solo aquí, sino en la ciudad de México, que  el mandatario estatal se mostraba apático, reacio a atender este asunto,  y hasta temerariamente llegaron a afirmar que alentó la toma de las instalaciones petroleras con fines aviesos lo cual es una infamia porque ningún gobernador  quiere conflictos en su territorio, en realidad, Núñez que no habla por hablar hasta que tiene tomado los hilos conductores, volvió a utilizar todo su oficio político para dar resultados, por lo que al más alto nivel, allá en el altiplano, planteó la urgente necesidad de darle una buena  solución al bloqueo de las instalaciones petroleras, por lo que si bien era cierto que esa empresa estaba perdiendo dinero, a los manifestantes también le asistía la razón en el sentido de exigir el resarcimiento de los daños ocasionados sus propiedades en los municipios de Nacajuca y Jalpa de Méndez, ya que fueron afectados por la explosión del Terra 123, como también se debería a atender a todos los pobladores cercanos a los otros pozos petroleros de diferentes municipios.

Como ya lo dejó en claro el gobernador en una de sus intervenciones públicas, jamás fue coparticipe de utilizar la fuerza pública para desbloquear las instalaciones petroleras, como se planteó a nivel central una vez que se conoció que existía el riesgo de que estallara el pozo petrolero “Navegante IV” porque eso sería más contraproducente, y aún contra el tiempo, siguió optando por la vía del diálogo y la negociación,  aunque fuera  más tardado, como la  mejor forma de llegar a un buen arreglo conciliatorio entre las partes en conflicto, cosa que finalmente sucedió.

Aunque los altos mandos de Petróleos Mexicanos y la diputada perredista Verónica Pérez Rojas, quien encabezó el bloqueo a las instalaciones petroleras, se han negado a proporcionar a  detalle todos los puntos del acuerdo al que llegaron, lo realmente interesante, es que desde hace dos días la empresa comenzó a laborar con normalidad, con el compromiso de que resarcirá los daños ocasionados a cerca de 30 mil personas afectadas, como se desistirá de las demandas interpuestas ante la Procuraduría General de la República (PGR) en contra de varios delegados de Nacajuca y Jalpa de Méndez, también cabezas visibles del movimiento, por lo que sin duda muchas familiares saldrán beneficiadas luego de la explosión del pozo Terra 123.

Desde luego que para pagar las afectaciones a las personas que realmente lo sufrieron, sobre todo en sus casas, la ex-paraestatal tendrá que realizar los estudios necesarios, de tal manera, que no hayan vivales que se quieran aprovecha de la situación para beneficiarse, por lo que este llevará su tiempo y por el bien de todos se espera que Pemex cumpla el compromiso asumido en la minuta de acuerdos porque los plantonistas cumplieron su parte al liberar las instalaciones petroleras donde tardaron apostados más de 45 días.

La culminación de los plantones a las instalaciones petroleras es una buena señal que se manda al altiplano, sobre todo al gobierno federal, que le ha quedado muy claro que si hay alguien que sigue actuando bajo la institucionalidad Republicana, es el gobernador del estado, Arturo Núñez, porque si hay a alguien que le conviene que no existan conflictos en la entidad es precisamente a él, porque así se pueden alentar las inversiones en los diferentes rubros, pero también hay algo esencial, pese a la tensión que existió durante todo el bloqueo, pese a los amagos, pese a las acusaciones mutuas de los plantonistas en contra de los funcionarios de Pemex y a la inversa, la sangre no llegó al rio, no hubo desalojo con la fuerza pública, y quedó demostrado que por medio del diálogo y la conciliación cuando hay voluntad de ambas partes se puede llegar a un buen arreglo.

Quienes alentaron, quisieron y pretendieron promover el desalojo de los plantonistas con la fuerza pública para liberar las instalaciones petroleras se quedaron con un palmo de narices, precisamente porque el mandatario estatal con todo su oficio político logró lo que parecía imposible, un arreglo entre las partes en conflictos. Ahora hay que esperar que se cumplan los acuerdos pactados, porque también hay que decirlo, los funcionarios de Pemex han firmado otras minutas cuando ha habido conflictos y posteriormente no cumplen lo acordado, ahora con la intervención del gobierno estatal tendrán que cumplir.

Ojitos
Luego de una ardua lucha legal en contra de Martín Alberto Medina Sonda, a las autoridades yucatecas no les quedó otro camino más que activar la pre-alerta Amber para localizar a los niños Martín, Mariana e Isabella Medina Molina, quienes fueron secuestrados por su propio padre y que hasta la presente fecha se desconoce su paradero, pues constantemente los cambian de escuela.

Caro le está resultando a Martín Alberto Medina Sonda socio del presidiario ex-funcionario público Granierista, José Manuel Sainz Pineda, su estupidez de intentar refundir en la cárcel a doña Ligia Canto Lugo (madre de Emma Molina Canto), quien al encabezar la demanda de que le devolvieran sus nietos, bajo un infundió legaloide a la que se prestaron autoridades federales de Jalisco, fuera trasladada a ese estado acusada de dirigir una banda de clonadores de tarjetas de crédito, por lo que inmediatamente diversas organizaciones civiles nacionales exigieron su liberación pues entendieron que se trataba de una patraña de Medina Sonda para intentar acallarla y no insistiera en exigir que aparezcan sus nietos, afortunadamente fue liberada por lo que de nueva cuenta se dio a la tarea de emprender la lucha para que los niños aparezcan.

Fue el propio magistrado presidente del Tribunal Superior de Justicia del Estado de Yucatán, Marco Celis Quintal quien informó que la PGR ha emitido una pre-alerta Amber para dar con el paradero de los menores, ya que el pasado miércoles la abuela paterna Juana María Sonda Herrera, fue citada   para que se presentara a entregar  a los niños ante la Sala Constitucional Civil y Familiar de ese Poder Judicial lo cual fue ordenado por un juez federal, pero no llegó, por lo que a partir de ese momento se convirtió en prófuga de la justicia y secuestradora de menores dado que no tiene la patria potestad para tenerlos en su poder.

Hace dos años en Mérida, Yucatán, cuando Emma Molina transitaba a bordo de su vehículo por una de las céntricas avenidas en compañía de sus tres hijos, fue interceptada por varios vehículos donde viajaban hombres armados quienes la detuvieron y trasladaron  a Villahermosa para ingresarla al reclusorio, acusada por su esposo Martín Alberto Medina Sonda, hombre poderoso, socio en los negocios de José Manuel Saiz Pineda, ex-funcionario granierista, de fraude en su agravio, mientras que este sujeto sin escrúpulos se llevó a sus tres hijos con rumbo desconocido.

A partir de allí se comenzó a librar una ardua lucha contra Medina Sonda un hombre protegido por el gobierno granierista, por los negocios que tenía o sigue teniendo en común con Saiz Pineda, lo que no ha sido fácil, ya que mientras Emma Molina Canto estaba en la cárcel, su madre Ligia Canto Lugo comenzó a dar la batalla legal para sacar a su hija de la cárcel y para entablar una demanda por la sustracción de los infantes, ya que Emma tenía la custodia legal y por esa razón Martín Alberto se convirtió en prófugo de la ley.

En todo este enredo legal, las autoridades yucatecas como las tabasqueñas intentaron encubrir a Medina Sonda, por lo que doña Ligia, tuvo incluso que denunciar allá en Mérida ante el presidente de la República, Enrique Peña Nieto, toda la serie de ilegalidades y complicidades de las autoridades judiciales para evitar la entrega de sus nietos, porque era evidente el poder económicos y político del que hacía gala el empresario Martín Alberto Medina Sonda para no entregarlos pese a que estaba al margen de la ley.

El caso fue denunciado en todos los foros, organismos nacionales tomarono cono suyo este problema, mientras que Medina Sonda que había salido bajo fianza aquí en Tabasco, no se presentaba a las diligencias pero sí estaba en España dando cátedra de moral y buenas costumbres sobre cómo educar a los hijos y cómo se debía de actuar en caso de un divorcio o separación entre parejas para no causarle daños a los hijos, cuando él en forma despiadada y cobarde le había arrebatado a los propios infantes la oportunidad de volver a ver a su madre, pero ahora parece que su suerte va cambiando, a raíz de que se atrevió a inventar la patraña y prefabricar con autoridades de Jalisco el presunto delito de clonación de tarjetas de crédito a su ex-suegra que en defensa de su hija Emma seguía exigiendo la aparición de sus nietos.

Incluso la diligencia del Tribunal Superior de Justicia para la entrega de los niños en donde debía comparecer la señora Juana María Sonda Herrera, no fue notificada doña Ligia pero al enterarse acudió a la diligencia con el resultado que al no llegar la abuela paterna con los infantes ya trasgredió la ley y ahora sí, pese a las complicidades de las autoridades judiciales de Yucatán se activó la alerta pre-Amber para ubicar a los niños para que sea entregada a su madre y abuela.

Ahora hay que esperar que las autoridades policiacas del país ubiquen y localicen a Martín Alberto Medina Sonda, para que aparezcan los tres niños, pues el mismo magistrado presidente del Tribunal Superior de Yucatán reveló que la última ubicación que tuvieron de Martín, Mariana e Isabella Medina Molina fue en el estado de Puebla, pero cuando llegaron a la escuela donde los tenían estudiando, ya los habían retirado y que por eso ya no lo pudieron regresar a Mérida para entregarlos a sus familiares. Ahora también se espera que se libere la orden de aprehensión en contra de la señora Juan María Sonda Herrera, quien al desacatar una orden judicial prácticamente se convierte en prófuga de la justicia y presunta secuestradora porque al no tener la patria potestad de los menores, está cometiendo una ilegalidad. La justicia tarda, pero llega, y Medina Sonda comenzará a vivir su peor pesadilla, pese a que ha cooptado a las autoridades judiciales.

Visorcito
¿Qué ex-funcionaria del Tribunal Superior de Justicia de Tabasco, sigue gozando de canonjías y privilegios del titular de ese Poder, y a que llega por las tardes?, ¿será cierto que el amor es ciego?. Uuuyyy volveré con el tema.

Compártenos